E.T. vuelve a la Tierra una vez más para reencontrarse con Elliot en el anuncio de Xfinity de estas Navidades

Please log in or register to like posts.
News

Uno de los sentimientos más poderosos que existen en la creación de contenido publicitario es la nostalgia. Prácticamente las mejores campañas se tejen gracias a ella. Pocos sentimientos como el anhelo por revivir momentos del pasado pueden llegar a ser tan efectivos como la nostalgia. Desde siempre, la industria publicitaria ha sabido como tratar con ella y a lo largo de la historia se han conseguido resultados increíbles.

Hoy, por ejemplo, una de las nostalgias más potentes es la los 80 porque gran parte del público que nació durante esas fechas es el público adulto de ahora, es decir, el público promedio al cual se dirigen la mayoría de marcas. Y es que el público que siente nostalgia por los 80 no solo es ese, sino también aquellos que nacieron en los 70 que en ese momento eran adolescentes e incluso también los que nacieron en los 90, quiénes vivieron el reflejo de lo que ocurrió durante la década pasada. Así pues, digamos que los 80 engloban una gran parte de público. Por esa razón hay cada vez más películas y series que, o bien parten de una historia nueva y original, como podría ser el caso de Stranger Things, o siguen un hilo narrativo ya creado y generan contenido en relación a ello, como podría ser la nueva campaña publicitaria que ha desarrollado Xfinity de Comcast para estas Navidades, la cual se basa en una de las historias de los ochenta sobre ciencia ficción que más nos ha conmovido.

E.T. es, sin lugar a duda, todo un clásico de los 80. La película de Spielberg que fue lanzada en 1982 sigue siendo una de las más recordadas de esa época y a día de hoy incluso sigue conquistando a las nuevas generaciones. Gracias a Xfinity, empresa subsidiaria de Comcast que comercializa con servicios de televisión por cable, internet y teléfono en Estados Unidos y otros países, estas Navidades podemos disfrutar brevemente de lo que sería, en caso de que ocurriese, el reencuentro entre E.T. y Elliot en un fantástico anuncio de poco más de 4′.

En esta ocasión, E.T. se encuentra con un Elliot adulto que ya ha formado su propia familia y tanto él como su mujer e hijos se encargarán de hacer que la efímera estancia del pequeño extraterrestre en la Tierra sea igual de gratificante que la anterior. El argumento no podría ser mejor, ¿verdad?

Es tal poderosa la nostalgia que transmite el anuncio que consigue que, por un momento, pensemos que estamos siento partícipes de lo que podría ser perfectamente la secuela de la película, algo que, por desgracia no está en los planes ni de la productora ni de Spielberg. Las sensaciones que a uno se le quedan tras su visionado son buenas. Se nota que hay un gran respeto por el contenido y Xfinity lo ha sabido tratar a la perfección y eso es, sin lugar a duda, lo más importante. El respeto por el contenido original. Porque la nostalgia por más poderosa que sea siempre hay que tratarla con mucho cariño si de verdad lo que se pretende es que la idea perdure, de lo contrario, el respeto por esa idea de magnífica reminiscencia deja de existir a causa del fracaso de no haber sabido conectar y/o entender al público al cual nos hemos querido dirigir, el cual como castigo se encargará de manifestar su particular venganza a su modo por haber intentado jugar con sus sentimientos, ya sea criticando o parodiando el contenido en redes sociales u otros entornos de la misma índole. Por suerte, este no es el caso y Xfinity puede estar satisfecho de haber hecho un gran trabajo.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *