12 Views

Disneyland París hace frente a su crisis con una campaña publicitaria de reposicionamiento

Son malos tiempos para Disneyland París. El parque de atracciones líder en Europa de Walt Disney está atravesando uno de sus peores momentos. Quien lo diría, ¿verdad? Cuesta creer que un sitio de apariencia extraterrenal, tan fantástico e idílico, que parece que no dependa de nada más que de la ilusión y los sueños de millones de niños también pueda verse afectado por algo tan mundano como el dinero, pero así es. Disneyland es muy real y no se mueve solo por la felicidad. A pesar de que el componente emocional tiene mucha importancia como generador de atractivo turístico, el dinero es, al fin y al cabo, lo que lo mantiene en pie.

The Walt Disney Company lleva muchos años sin ver beneficios de Disneyland París. Ya sea por la coyuntura económica o por el elevado precio de sus entradas, desde 2008 no ha hecho más que perder millones y millones de euros, dejando entrever una crisis que está condicionando enormemente la percepción de muchos de sus accionistas, cada vez más indecisos. De ahí que su valor en bolsa haya descendido hasta perder casi el 75% de su valor.

Pero la coyuntura económica mundial no ha sido el único factor que ha desencadenado la crisis del parque de atracciones. A razón de los ataques terroristas de estos últimos años, la demanda turística también ha disminuido notablemente y el lugar ha dejado de ser uno de los destinos principales de muchos.

Por fortuna el panorama no es tan negro como aparenta, Disney aún cuenta con todo su incalculable intangible, cuyo potencial la convierte en una de las marcas mejor valoradas del mundo. Por eso mismo, con motivo de su 25 aniversario, ha aprovechado la eventualidad para hacer frente a la situación crítica con el fin de volverse a posicionar como uno de los destinos turísticos favoritos mediante una campaña publicitaria sin precedentes.

Disneyland París nos muestra una campaña gráfica -elaborada por la agencia BETC– que bebe directamente del imaginario de Disney y sitúa de lleno a sus personajes más conocidos –Mickey y Minnie, la princesa Bella y la Bestia (protagonistas de la película de mayor reclamo de este año gracias al estreno del live-action), la Cenicienta…- en la iconografía emblemática de la ciudad parisina. No podemos olvidar que más del 50% de los visitantes extranjeros que visitan el parque de atracciones también visita la capital. De ahí que hayan colaborado con Les Galeries Lafayette y el Palacio de Fontainebleau para demostrar la fortaleza y la sostenibilidad de la industria del turismo en Francia y así darle mayor relevancia al mensaje. Todos salen ganando, ¿no?

La verdad es que París, además de ser una ciudad magnífica y preciosa, tiene de todo: historia, gastronomía, arte, ocio… En definitiva, todo lo que cualquier turista contemporáneo puede demandar hoy en día.

Gracias a la ayuda del Comité Regional de Turismo, la campaña se ha distribuido por Francia y también por toda Europa. La podemos ver en soportes exteriores gracias a JC Decaux y también en redes sociales, gracias a Facebook. Desde el 27 de febrero ya se puede ver en Madrid, Barcelona, Londres y Bruselas.

303be42a7e7967bec80ad300d4d7501c

166fa891ea898d95baa129466d15510a

c39f1eaefe797106992faba5ec8c3b9c

a29a0689f69d923458e2f6ad140ec55e

575a7fc911203574a84d07b8be92debc

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.