Belstaff y Liv Tyler rehacen los pasos de la aviadora Amelia Earhart

En septiembre del año pasado la marca británica de ropa Belstaff anunció que su nuevo brand ambassador sería Liv Tyler, pero no ha sido hasta ahora que la marca ha lanzado una campaña en la que ella aparece como protagonista. Tyler no solo ha prestado su imagen, sino que ha colaborado en la producción del anuncio desde el punto de vista creativo.

El brand film que nos trae Belstaff nos evoca a los años 20 para mostrarnos las hazañas que llevó a cabo Amelia Earhart, una pionera en la aviación y una de las primeras mujeres en ponerse una chaqueta de Belstaff.

2f5cf73ed7c34fb64ccac3c6f2eebc10

Antes de nada es conveniente indagar un poco más en biografía de Amelia Earhart para estudiar mejor el concepto del cual ha partido Belstaff para crear su campaña.

El primer encuentro entre Amelia Earhart y el mundo de la aviación tuvo lugar en el año 1905, en Iowa. Con tan solo 10 años se cruzó con su primer aeroplano en una feria estatal, pero no sintió ningún tipo de atracción. A pesar de haber pasado su infancia en el seno de una familia acomodada, ocurrieron una serie de desventuras que cambiaron el rumbo de su vida.

Durante la Primera Guerra Mundial se alistó como voluntaria en el ejercito, y fue durante esa época cuando despertó su interés por la aviación. Años más tarde presenció el espectáculo aéreo en Long Beach y quedó maravillada por completo de los aviones. Ahí empezó su carrera.

Tras varios años de formación como piloto de aviación, llegó al fin la oportunidad de su vida: ser la primera mujer en cruzar el océano Atlántico. Earhart consiguió esa marca y a raíz de ese hito logró que la aviación tuviera más interés entre las mujeres. Hizo historia.

Constantemente se autoretaba y conseguía alcanzar todos los retos que se proponía, menos el último, y más difícil de todos: su última aventura. Quiso hacer el primer viaje aéreo alrededor del mundo sobre la linea ecuatorial, pero las dificultades durante el trayecto impidieron que lo consiguiera y el viaje acabase en tragedia. 

En una de las últimas epístolas que le mandó a su marido el contenido rezaba: “Por favor debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros”

Tyler se ajusta por completo al papel de Earhart y consigue reflejar el espíritu luchador, a la par que soñador, que la joven aviadora llevó con perseverancia hasta el final de sus días.

5cd30cd8552f03ccdb4cc89b457a0bd9

“Falling Up” actúa como una reminiscencia que pretende ser una apología del coraje y la valentía de la mujer. Sin lugar a dudas, Amelia Earhart fue una rara avis que quiso contradecir los estereotipos machistas de la época y demostrar al mundo entero de que una mujer podía ver realizados los mismos sueños que cualquier hombre. Make it happen.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s