10 Views

Wieden + Kennedy se burla de la insana obsesión de las agencias por buscar el reconocimiento

Es un hecho que la publicidad que busca entretener, y recurre a una estrategia creativa basada en el humor, consigue una mayor aceptación por parte del público, siempre y cuando haya habido un gran trabajo detrás que haya procurado que así fuese.

La publicidad norteamericana suele emplear mucho el humor en sus commercials y probablemente ese sea uno de los puntos a favor que inciten a su viralidad e internacionalización. Y si dudamos de ello, solo hay que ver los anuncios que acompañan la Superbowl todos los años y podremos comprobar que la gran mayoría de ellos se basan en el humor. Y si el mayor espectáculo televisivo con más audiencia de todo el mundo lo acompaña este tipo de publicidad, dice mucho sobre su grado de efectividad. Las marcas no estarían dispuestas a pagar millones de dólares y apostar por un determinado tipo de publicidad si no supieran que por lo menos, tienen como aval que la diversión está garantizada.

Wieden+Kennedy New York, una de las agencias de publicidad más importantes del sector, ha creado un anuncio muy especial para los inminentes Andy Awards, uno de los certámenes publicitarios más importantes de EEUU.

Es una realidad que el sector publicitario tiene una insana obsesión con los premios. A veces no sabemos si la genialidad de un anuncio está motivada por la pasión intangible o por el reconocimiento tangible. Y ese es exactamente el concepto del cual parte el spot que ha creado Wieden+Kennedy’s a modo de parodia para darle una lección al sector.

Toni Segarra en su libro Desde el otro lado del escaparate da su opinión al respecto: “No conozco a ningún creativo de criterio que no admita la esclerosis que produce la obsesión por Cannes. Existen agencias, más de las que imaginamos, que ya han llegado al nivel máximo de especialización y esquizofrenia dedicando departamentos independientes a la creación de piezas ganadoras. Y hay otras muchas cuyo producto está decisivamente influenciado por el gusto de los jurados.”

Evidentemente, los premios dotan de reputación a las agencias y el prestigio les ayuda a posicionarse en el sector y conseguir más cuentas. Somos especialistas en saber vender ideas y hasta cuando trabajamos para otros tenemos que saber vendernos a nosotros mismos si lo que queremos es conseguir méritos y no solo llenar nuestros bolsillos.”No es personal Tom, solo negocios” como bien dijo Michael Corleone en El Padrino.

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.