Toys “R” Us crea una campaña navideña para todos los gustos

La campaña de Navidad ya ha empezado y las marcas de juguetes invierten grandes cantidades de dinero en publicidad para poder hacerse un hueco en el árbol de navidad de todo niño. Pues no hay mejor época en el año para anunciar sus productos que esta. Los más pequeños -y algunos no tan pequeños- pierden el norte con los anuncios de juguetes y su demanda se dispara por completo. Hasta el punto de que muchos productos se agotan por navidad. Y si dudáis de ello, preguntadle a Arnold Schwarzenegger sobre su papel en Un padre en apuros.

En España el catálogo de juguetes de El Corte Inglés se convierte en la Biblia a la que todo niño le rinde devoción. Pero hoy no os venimos a hablar sobre El Corte Inglés, sino de Toys “R” Us, la marca norteamericana líder en retail de juguetes. Su ultima campaña ha sido ideada por BBDO Atlanta, lleva por título “Awwwesome”, y consta de varios episodios.

El principal, que ha sido bautizado como “Tree” se postula como el encargado de transmitir el espíritu de la Navidad y los valores que la marca pretende reflejar a su PO. No contiene juguetes, ni videojuegos, ni ningún tipo de producto material, no nos quieren vender nada más que apelar a nuestros sentimientos a través de un mensaje muy emocional, donde el valor que más apremia es la generosidad. En el anuncio vemos a una niña cuyo triste y apático vecino anciano no disfruta ya con las fiestas de Navidad. Pero todo cambia cuando la pequeña se propone ponerle fin a su tristeza.

Sumado al anterior, se le unen otros dos de una duración de 30″, en los que intervienen juguetes, y el escenario, es el mismo punto de venta: las tiendas de Toys “R” Us. En ambos episodios vemos  como los juguetes “cobran vida” por la noche, al igual que en Toy Story. Aunque no responden igual que los juguetes de Pixar, en cuanto a los movimientos de los mismos se refiere, sí que hay una intención de querer personificarlos mediante la técnica de sonido, aplicada en postproducción, de la voice over. No podemos olvidarnos de que el medio vehicular que tiene la marca para llegar al cliente son sus juguetes -su producto-, y que mejor forma de hacerlo que vitalizarlos y convertirlos en seres racionales y empáticos.

En el episodio bautizado como “Lost”, vemos la típica discusión de pareja que se suele dar en el coche. En este caso, Ken conduce y Barbie, de copiloto, le cuestiona constantemente sobre si la dirección que está tomando es la más adecuada.

En “Optimus Prime” aparece una “Baby Alive” -la tipica muñeca cabezona que hace de todo ,y el Transformer que lleva de título este spot. En esta ocasión se abandonan las sutilezas y se recurre a un enfoque más de marketing, hablando sobre la gararantia del mejor precio que ofrece el retail. La muñeca trata de explicarle que no es el único “Optimus Prime”, pues a su alrededor hay cientos como él.

[Visto en: Adweek]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s