110 Views

☞ La cartelería fantástica de “Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald”

Entre las muchas herramientas de promoción con las que cuenta la industria del cine, el cartel es, sin duda, una de las favoritas, tanto para las distribuidoras como para la audiencia. ¿A quién no le da un vuelco el corazón cuando ve el cartel anunciado de su película favorita? Es lógico que así sea, al fin y al cabo, por lo general, es el primer impacto gráfico que tiene la audiencia acerca de la película que podrá disfrutar en el cine meses más tarde y, por esa razón, el cartel adquiere un poder único de atracción.

Un buen cartel requiere un proceso creativo cuando menos minucioso. Puede parecer una tarea sencilla, pero que no os engañe su aparente sencillez. Su complejidad es proporcional al grado de creatividad invertido, cuyo resultado puede quedar en lo increíble o, de lo contrario, en algo sentenciado en el olvido. El riesgo, por lo tanto, no es para menos y, por lo general, cuesta encontrar carteles que sean coherentes, gráficamente hablando, con el contenido que están promocionando.

Warner Bros., por ejemplo, sabe perfectamente como tratar con ello, al menos, es lo que nos demuestra continuamente con casos tan excepcionales como su trabajo para la secuela de Animales Fantásticos, el cual no podría haber salido mejor ejecutado. No cabe duda de que era una tarea difícil superar el handicap que habían conseguido establecer con la cartelería de la primera entrega de la saga tal y como pudimos ver hace ya dos años, sin embargo, una vez más han conseguido, si no superarse, al menos estar a la altura y si no puedes juzgarlo tú mismo.

No en vano el ejemplar que estás viendo ha sido elegido como el cartel principal para anunciar la película en los cines de todo el mundo pues es, sin duda, el mejor. Es difícil decantarse por uno pero este reúne una serie de cualidades gráficas únicas que le otorgan un potencial visual increíble. El equilibrio entre las figuras y la geometría cuasi perfecta que refleja la composición del conjunto hace que sea una pieza imbuida de una armonía visual cuando menos privilegiada. Cinco de los principales personajes a la izquierda y cinco a la derecha y, justo en el medio de la función, el antagonista de la serie, Grindelwald, quien se encargará, como bien verás en la película, de romper el equilibrio entre unos y otros. En definitiva, tanto por la narrativa que desprende como por la iconografía, la composición resultante no podría ser menos acertada. Como bien verás, no hay nada que no haya sido previamente sopesado. La torre Eiffel en el centro, el símbolo de las reliquias de la muerte como fondo sobre el blanco, entre otros, conforman un conjunto de elementos cuyo peso visual está perfectamente calculado. En definitiva, una auténtica joya.

Aunque, a mi parecer, el cartel final de la película es el mejor, no hay ninguno de los que Warner Bros. ha publicado hasta la fecha que no consiga estar a la altura. Prácticamente todo el trabajo realizado por el fotógrafo Jaap Buitendijk no podría haber resultado mejor. La serie que verás a continuación en la que aparecen los personajes principales de la película también es una auténtica delicia visual. Newt, Dumbledore, Grindelwald, todos ellos están perfectamente expuestos.

Tampoco hay que pasar por alto los carteles que MinaLima ha realizado a propósito de eventos señalados durante la promoción como la Comi-Con Internacional de San Diego. Como puedes ver a continuación, ambos carteles están a la altura del primero que hemos visto, de hecho, a nivel artístico se podría decir que son incluso mejores puesto que reúnen una serie de cualidades gráficas únicas. El primero de ellos me parece excepcional. No solo destaca por la perfección en la que se han combinado los colores emblemáticos de Francia —el azul y el rojo— con el dorado tan típico de los años 20, sino también por el equilibrio de la composición donde todas las figuras están maravillosamente equilibradas unas con otras. También una de las genialidades del trabajo de MinaLima, algo habitual siempre entre sus trabajos para el Mundo Mágico de J. K. Rowling, es la iconografía secreta que se deja entrever en el cartel en la que aparecen lugares y escenas importantes que posteriormente los espectadores podrán ver en el filme.

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.