91 Views

Hete aquí uno de los anuncios más controvertidos de esta Navidad

A nivel creativo soy partidario de la idea de que las marcas busquen conceptos originales y los pongan en práctica de una forma extraordinaria y memorable, sin embargo, a veces, por querer ser demasiado originales, cruzamos límites que no deberían sobrepasarse.

El anuncio que os traigo hoy ha sido uno de los más controvertidos en lo que llevamos de temporada navideña. Y es que a una marca australiana de lencería se le ha ido un poco la cosa de las manos. Entiendo perfectamente que una marca que vende ese tipo de productos recurra a la exposición de modelos con poca ropa. Es lógico. No tiene nada de malo. Lo hacen muchas marcas. De hecho, pensar lo contrario sería inapropiado y sexista. Sin embargo, cuando introduces una figura masculina en un anuncio así hay que llevar mucho cuidado. Es muy fácil caer en la denigración y la objetualización del cuerpo femenino. Y si además, no se trata de un hombre cualquiera, sino del entrañable y alegre Santa Claus, el asunto se vuelve aún más delicado. ¿Convertir al personaje más icónico de la Navidad en un “viejo pervertido? Sin lugar a dudas, algo no encaja.

Hete aquí el polémico anuncio de Honey Birdette. Juzga tú mismo.

¿Cómo lo definirías en pocas palabras? ¿Arriesgado e irreverente o inapropiado?

Soy partidario de la publicidad arriesgada, de aquella que rompe fronteras. De aquello que resulta atrevido e irreverente pero, sin lugar a dudas, hoy por hoy un anuncio de estas características no se puede definir como “apropiado”. ¿Qué clase de público es el destinatario? ¿A quién se pretende fidelizar? ¿A mujeres o a hombres? No queda claro para nada, de hecho, parece que quieran que sea el público masculino el que compre lencería. ¿Una idea ambiciosa o absurda?

Si ves el canal de la marca, verás que esta clase de publicidad no es nueva, de hecho, esta acción podría considerarse una más de las muchas que fortalecen su posicionamiento. Es más, no es la primera Navidad que lo hacen.

En fin, si lo que querían es que se hablase de su anuncio lo han conseguido, pero, ¿a qué precio?

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.