148 Views

Droga5 y Christie’s nos traen un anuncio de esos que se te eriza la piel

No hay nada más importante en el mundo de la publicidad que conseguir que el mensaje genere algún tipo de sentimiento o inquietud en el público destinatario. Si conseguimos eso, ya podemos darnos por satisfechos.

Si no entiendes de la sensación de la que te estoy hablando, espera a ver el siguiente spot. Hacia mucho tiempo que no veía un anuncio que me sobrecogiese tanto y me gustaría compartirlo contigo. Son cuatro minutos. Sí, es un poco largo —aunque no tanto como el de la Lotería de Navidad de este año—, pero te aseguro que vale la pena. Así que, sin rechistar, dale al play.

El anuncio que acabas de ver es lo último que ha hecho Droga5 para Christie’s y, si eres de los míos, probablemente se te haya erizado la piel en algún momento. Esa es de la sensación de la que te hablaba. Es evidente que no siempre surge efecto y que la publicidad puede llegar a generar todo tipo de emociones —alegría, tristeza, asco, ira, etc.—, sin embargo, cuando sucede esto es que algo se ha hecho bien.

Hay que ver lo mucho que se puede hacer con tan solo unas miradas y una música espectacular de fondo, ¿verdad? Pero oye, esto no lo hace cualquiera. Que se dice pronto. Que parece fácil, pero no. Ahí hay un trabajo creativo impresionante, ya que para llegar a algo tan sencillo y elegante antes ha tenido que haber un proceso muy complejo. Hete aquí la dificultad.

“Hazlo simple, pero significativo” dijo Don Draper y qué razón tenía. Este anuncio es el perfecto ejemplo de cómo con muy poco se transmite tanto.

Detrás de todo gran anuncio suele haber un gran motivo. En este caso Christie’s se asoció con Droga5 para crear un proyecto especial lo suficiente emotivo como para llamar la atención del mundo sobre la importancia de un hecho que hizo historia: la venta del último Leonardo da Vinci. “The Last da Vinci” pretende transmitir algo único, una emotiva historia de cómo el mundo respondió al ver una de las pinturas más exclusivas que por fin se había hecho pública.

Ah, ¿acaso te creías que era un montaje? ¿Qué eran actores los que aparecían? Para nada. Lo mejor de todo es que todo es real. Emociones reales. Y encima, con Leonardo DiCaprio incluido, ¿se puede pedir más?

Droga5 se hizo la pregunta clave: ¿qué es lo que hace que una obra maestra sea una obra maestra? Los ojos que la contemplan. Así que en lugar de celebrar la imagen en sí y mostrarla, dieron la vuelta a la cámara y captaron la emoción de quienes venían a verla, de la manera más real y humana posible. Por primera vez, la pintura fue exhibida y, mientras el mundo miraba, Leonardo miró hacia atrás.

Menuda cámara oculta, ¿verdad? Y bueno, por último no podemos olvidarnos de la elección de On the Nature of Daylight de Max Richter como banda sonora del anuncio, sin lugar a dudas, no podría haber sido más acertada.

En fin, trabajazo el de Droga5. Publicidad así sí.

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.