5 Views

Solvia y *S,C,P,F… siguen apostando por una creatividad simple y efectiva

Una de las mayores victorias de una campaña publicitaria es que su simplicidad sea el motivo de su éxito. Estamos constantemente expuestos a impactos publicitarias por todas partes y nuestra capacidad para prestar atención está cada vez más limitada.

Algunas campañas pecan de ser demasiado intrusivas y, con el tiempo, las marcas corren el riesgo de perder el favor del público. Por lo tanto, es de agradecer que los anunciantes trabajen codo con codo con las agencias de comunicación para llegar a generar una conversación mediática donde el público se sienta cómodo, pero, sobre todo, protagonista.

Por ejemplo, lo último que puede se esperar de una entidad bancaria y sus servicios es que su publicidad sea simpática, colorida, emocional y divertida. Llamaría la atención, y además, conseguiría ser relevante para el público, pero claro, algo así resulta inimaginable, ¿verdad? Pues yo también lo creía hasta que he analizado más de cerca el trabajo que está haciendo *S,C,P,F… con Solvia del grupo Banco Sabadell.

Todos conocemos de sobra las campañas del Banco Sabadell, pues Solvia, la división inmobiliaria del grupo Banco Sabadell, se caracteriza también por tener una comunicación diferente a la que emplean el resto de marcas dentro del mercado inmobiliario. Huye por completo de los estándares del sector. Siempre tiene algo nuevo que contarnos.

La relación entre agencia y cliente lleva consolidándose desde hace años. En 2013 *S,C,P,F… tuvo el encargo de relanzar la filial inmobiliaria al mercado y lograr un nuevo posicionamiento. Y desde entonces, cada vez que lanzan una nueva campaña, se puede percibir su evolución y madurez.

En esta ocasión, Solvia pretende ir más allá y demostrarnos una nueva faceta de su línea de comunicación con el fin de consolidar su posición de liderazgo en el mercado inmobiliario español. Como siempre, la marca sigue apostando por un mismo mantra: la simplicidad. Todas sus piezas de comunicación, tanto su esencia gráfica como conceptual, se caracterizan por su sencillez.

Como bien veréis a continuación, la creatividad de la campaña es cuando menos minimalista. Consiguen generar impacto y que nos quedemos fantaseados contemplando cada una de las tres piezas: “Abducción”, “Piano” y “Emoji”. Todas ellas siguen en un mismo patrón creativo que mezcla imágenes reales junto con una ilustración en su mínima expresión: una estética atractiva que te atrapa durante 10″ y te hace olvidar por un momento que lo que estás viendo se fundamenta en una respuesta audiovisual de algo muy real y vivo como lo es “El Método Solvia”.

Albert Sala ha sido el encargado de orquestar toda esta magia visual gracias a la implicación de las productoras: Malditos y The Mushroom.

a_still_292

p_still_229

e_still_195

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.