1 Views

Deconstrucción del logo de ‘Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos’

Vuelve la magia 

J. K. Rowling dejó el listón muy alto con Harry Potter. Después del gran éxito cosechado nadie creía que iba a continuar expandiendo su mundo, pero lo hizo, vaya si lo hizo.

Este año los potterheads tienen dos citas imprescindibles con el Mundo Mágico creado por la escritora británica. ¡Atentos!

Por un lado, tenemos la obra de teatro de Harry Potter y el niño maldito –avalada por la crítica- que ya se encuentra disponible en el West End, y por otro, la primera entrega de la trilogía Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos que narra las aventuras del magizoologo Newt Scammander. Así pues, esta nueva hoja de ruta dilucida dos puertas evidentes: una hacia al pasado y otra al futuro. Harry Potter y el niño maldito es en esencia esa espinilla cargada de nostalgia que se le había quedado a J. K. Rowling tras ese extraño “19 años después” que dejó en el aire un posible “continuará”. Era evidente que tarde o temprano retomaría el hilo, al menos, tal y como parece según sus últimas declaraciones, para dar por concluida finalmente la historia de Harry Potter. En cambio, ahora, con una nueva trilogía y un nuevo protagonista de por medio, J. K. nos ofrece un nuevo camino de baldosas amarillas hacía una franquicia de nuevo en plena expansión.

Propuesta visual de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos

La campaña promocional de la primera película de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos está siendo una de las más cuidadas hasta la fecha, en cuanto a la preparación de la estrategia del marketing cinematográfico del film se refiere. Es evidente que, tras el éxito de Harry Potter, la productora Warner Bros ya está más que experimentada en el terreno del Mundo Mágico de J. K. Rowling. Sabe a la perfección cómo dosificar de forma adecuada los contenidos para mostrárnoslos en el momento más oportuno. De esta manera, la expectación no cesa, y al mismo tiempo, no sabemos demasiado de la película -no les conviene desvelar demasiado si lo que pretenden es sorprendernos el 18 de noviembre-.

Desde que se anunció hace dos años la producción de una nueva película relacionada con el  Mundo Mágico de J. K. Rowling, la expectación no ha dejado de ir in crescendo. Dentro de todo lo que han publicado hasta ahora, lo que nos concierne aquí es el desarrollo de la identidad visual de esta nueva trilogía, desarrollada ni más ni menos que por Pentagram, concretamente, por Emily Oberman y su equipo.
Es importante destacar que la saga de Harry Potter ha supuesto un gran handicap para el spin-off, y aún así, han conseguido desarrollar una identidad visual a la altura de las circunstancias. Al fin y al cabo, no podíamos esperar menos de uno de los estudios de diseño más importantes del mundo.

Según una entrevista realizada por Pottermore, el equipo demuestra la dificultad de haber podido encontrar una identidad que no solo compartiera similitudes con la de Harry Potter, sino que también tuviera su propia personalidad.

“Es parte de la diversión y somos fans también. Si estábamos viendo esto por primera vez, ¿qué es lo que nos emociona? Eso es lo que tenemos que pensar.”

Como podéis ver la tipografía del logo es cuando menos enigmática, y la intención simbólica que hay latente es claramente palpable.

4fee14e7cb24e248033400685b088d78

¿Qué sensaciones transmite el logo?

Sin escudriñar demasiado podríamos decir que el logo es oscuro y misterioso, pues no sabemos más que cuatro cosas del argumento y el conocimiento de una antología de animales de lo más extensa que J. K. Rowling nos reveló en su libro. Y que también es bestial -nunca mejor dicho- y feroz en sí mismo, pues prácticamente parece que te vaya a desgarrar la mirada. Pero esto solo es la carcasa. Ahí hay algo más, y es más que evidente, porque si la trilogía trata sobre animales fantásticos, es lógico que alguno de ellos tendría que verse reflejado, ¿no? Como decíamos, el logo es desgarrador: las letras de “Beasts” (“Animales”) están increíblemente afiladas; cargadas de pinchos que simulan ser garras y colmillos.

Digamos que el propio logo es una bestia en sí mismo; otra más para la colección de Newt.

Cabe destacar también que la tipografía del logo es atemporal, y por lo tanto, no se adapta al contexto de la película: 70 años antes de que la historia de Harry tuviese lugar. Por lo tanto, nos sumergimos de nuevo en el estilo neoyorkino de los alocados años 20, la época del Jazz y del charlestón que Scott Fitzgerald bien supo reflejar en El gran Gatsby: arquitectura Déco, una ciudad en pleno crecimiento frenético, los excesos del capitalismo, agitación social, la ley seca, gánsteres… En definitiva, una época con una identidad visual claramente marcada que podrían haber tomado prestada y adaptarla a la visión de J.K Rowling, pero como nadie sabe -menos J.K.- donde va a acabar la historia, lo mejor es que el logo, y todos los demás elementos de la identidad visual, no estén sujetos a ningún espacio-tiempo concreto. De hecho, si tuviéramos que identificar el logo con alguna época histórica sería claramente con el medievo, pues la tipografía parece estar tan afilada como una espada templaria.

Bueno, ¿y que pasa con los secretos que oculta el logo? Por ahora solo conocemos uno y a medias. Se trata de la identidad de la nueva criatura misteriosa que forma la “S” del logotipo, de la cual no tenemos referencias oficiales que sean reveladoras. De hecho, es muy probable que siga siendo así hasta el 18 de noviembre. De todas formas, queremos compartir con vosotros cuáles son las dos criaturas que creemos que podrían estar detrás. En primer lugar, tenemos el Occamy, una criatura no muy conocida que aparece en el libro de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos y que comparte muchos parecidos. Su descripción es la siguiente: “Es una criatura con plumas, dos patas,  alas y cuerpo sinuoso; puede alcanzar una longitud de cuatro metros y medio”. Como veis, si no fuese porque tiene patas, encajaría a la perfección con la bestia que aparece en el logo. Por otro lado, tenemos el Ave del trueno, una de las nuevas criaturas mágicas que J. K. ha creado a propósito de esta nueva trilogía, y una de las cuatro que conforman las cuatro casas del Colegio de magia y hechicería americano Ilvermorny. Y aunque no comparte tantas semejanzas como el Occamy, sí que puede ser una de las candidatas, al menos, la segunda en nuestra lista.

b67a06911db00926b47d2bbfa62136b41

Es tal la importancia de esta nueva criatura mágica que se ha incluido en todos los logos y sus versiones, independientemente del idioma y de su alfabeto, desde el español hasta el chino.

35f0f986956b1a16e4545026a3ff57f4

bc0752ca91a073c3b8a60af0b3c91fa4

da7dfbd0fd79691339f9f2d402e80a96
8e6ce1f227e74259bd3555ca99c87db4

fb8b66c906c7f93cbe6573b322e88402

En fin, eso es todo por hoy. Estad atentos porque de aquí en adelante iremos publicando más cosas sobre todo lo relacionado con la nueva expansión del mundo mágico de J. K. Rowling.

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.