11 Views

Renfe crea un spot intenso y cargado de verdades con motivo de su 75 aniversario

Todo el que haya viajado en tren alguna vez en su vida tendrá al menos una anécdota que contar. Siempre hay algo. Por raro que parezca en los trenes suelen ocurrir cosas extraordinarias que pueden marcar un antes y un después en nuestras vidas.

El trayecto en tren suele ser un momento clave para recurrir a la reflexión personal, a menos que viajemos en compañía. Si tenemos la suerte de poder estar con alguien, el viaje se convertirá en una larga conversación que tendrá su fin, o no, una vez llegados al lugar de destino. Pero conversar no necesariamente requiere a dos sujetos. Podemos hablar con nosotros mismos -de hacerlo en voz alta os ganaríais la etiqueta del pirado del vagón, así que mejor que todo lo que penséis se quede en la entelequia de vuestras mentes-. ¿Cuántas ideas se habrán incubado a lo largo de un viaje en tren? ¿Cuántos libros habrán sido leídos? ¿Cuántas películas o capítulos de series se habrán visto?

Tampoco podemos olvidarnos del privilegio que supone poder disfrutar de las vistas que nos ofrece viajar en tren, y si no nos gustan, siempre tenemos la opción de bajar el estor. En cambio, si viajamos en avión no tendremos más que nubes por doquier. Qué aburrido, ¿no?

Por si a alguien no le ha quedado claro, viajar en tren es una experiencia inusual. Y eso es lo que ha querido reflejar M&C Saatchi Madrid en “Tu Tiempo. Tu Tren”, su última campaña para Renfe con motivo de su 75 aniversario. Un copy entretejido en una maravillosa secuencia de imágenes -chapó por el efímero pero intenso homenaje a Bowie-, tremendamente cercanas y familiares, con las que la mayoría nos podemos sentir identificados. Y si no es así, ¿a qué esperáis? coged un tren y probad suerte, seguro que os sucederán cosas extraordinarias.

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.