12 Views

Harley Davidson y la libertad de espíritu del cosmopolita contemporáneo

Harley Davidson es una de esas marcas que ha creado tendencia y ha sabido captar a un público muy concreto. Su publicidad siempre ha sido muy inspiradora y siempre ha generado un gran engangement. Todas sus campañas parten de una misma base y un mismo mensaje: crea tu propio camino y vive on yor own, cómo dirían los americanos. No estamos hablando del mensaje clásico del rock de Sex, Drugs and Rock and Roll, sino que la comunicación de marca de Harley Davison se inclinaría más por lo que transmite Whatever, la canción de género britpop de Oasis. Más Easy Rider que Sons of anarchy. 

Y dejándonos de paralelismos centrémonos en el último spot  que nos trae Harley Davidson de su última campaña que lleva por nombre Inner child. 

En el anuncio se lleva a la praxis todo lo que hemos comentado, mostrándonos una situación con la que muchos estaréis familiarizados. El estrés y el ritmo frenético al que nos ha sometido la sociedad nos lleva a replantearnos cuestiones vitales en los momentos más críticos y, en algunos casos, puede incluso acabar con nosotros.

La narración audiovisual empieza con un hombre asfixiado por el trabajo -literalmente-, cuyo estrés le lleva a sufrir un ataque al corazón y caer inconsciente sobre el asfalto -momento de crisis-. Pero su espíritu soñador, aquel niño en su interior que creía que cuando fuera mayor iba a volar tan alto como un avión, hace que recobre el sentido y, por una sola vez, sepa verdaderamente cuál es su razón de ser. A partir de este momento se inicia un diálogo interno entre el yo adulto y el yo niño, mostrándonos una narración audiovisual frenética al ritmo de una melodía instrumental épica e inspiradora. Con el gran propósito de reencontrarse a sí mismo, pero sin ningún destino determinado, el moribundo espiritual sale a la aventura junto a sus últimos despojos materiales que representan su antigua vida. Pero el viaje no va a ser fácil; nadie dijo que lo fuera a ser. Tras volver a creer que todo estaba perdido de nuevo, se encuentra consigo mismo gracias a un recuerdo del pasado -el avión de papel- que emerge de la nada para recordarle quién es.

Y vosotros, ¿también queréis ser un espíritu libre?

¡Obtén las mejores historias virales directamente en tu bandeja de entrada!

No te preocupes, nada de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.